Arqueología

Agradecimiento a Enrique José Vallespí Pérez

Por 25 agosto 2021agosto 26th, 2021Sin comentarios

Enrique José Vallespí Pérez, nuestro querido y admirado profesor de Prehistoria da sus primeros pasos en la Universidad de Sevilla en 1977, tras una dilatada trayectoria docente e investigadora que le hizo recorrer varias universidades españolas (Zaragoza, Deusto, Navarra y Oviedo).

Destacan especialmente sus aportaciones a la Prehistoria de la Península Ibérica, como su trayectoria bibliográfica demuestran: estudios de pinturas rupestres levantinas y redes regionales de asentamientos neolíticos, así como las investigaciones de talleres líticos del Cobre y Bronce en la depresión del Ebro, La Mancha y Andalucía.

Enrique Vallespí fue pionero en la investigación sobre Paleolítico Inferior y Medio en ámbitos fluviales y de montaña. De hecho, gracias a él, se establece la secuencia Paleolítica del Bajo Guadalquivir, con Achelense estratificado, en niveles de terrazas. Como profesor consigue despertar, entre muchos de sus alumnos y alumnas, un interés inusitado por el Paleolítico de nuestra región, un importante legado, que se ve continuado actualmente por prehistoriadores/as,  grupos de investigación, tesis doctorales y estudios especializados de industrias líticas prehistóricas.

Sin embargo, su mayor aportación ha sido, sin duda, su trayectoria docente, donde su brillante trabajo, supuso un fuerte impulso para las generaciones futuras de investigadores/as andaluces. Gracias a esta extraordinaria vocación educadora, sus alumnos y alumnas, pudimos disfrutar de auténticas clases magistrales, dónde se podía hablar no sólo de “industria lítica prehistórica”, sino que el propio profesor nos invitaba, a través de sus palabras, a reflexionar y pensar sobre cuestiones fundamentales del ser humano, donde historia y filosofía se daban constantemente la mano. Así que en una misma clase nuestro sabio profesor Enrique Vallespí podía destacar la extraordinaria belleza de un bifaz y minutos más tarde reflexionar sobre la esencia humana, siguiendo a Unamuno y Ortega.

Con su exquisito planteamiento didáctico, Enrique Vallespí, nos legó ese saber cuestionar, reflexionar y criticar, siempre desde el diálogo y el respeto, arropándonos con ese humanismo vital y profesional que le caracterizaba.

Gracias profesor por encender nuestra imaginación hacia esos tiempos remotos de la Humanidad e inspirar el amor por su conocimiento.

¡Qué suerte tuvimos de ser alumnos y alumnas de este extraordinario y sabio maestro al que siempre recordaremos con muchísimo cariño!

Dra. Olga Sanchez Liranzo
en representación del CDL de Sevilla y Huelva – Sección de Arqueología

Dejar un comentario